Conoce los orígenes del Día Internacional de la Mujer

Establecida por mujeres socialistas en busca de la igualdad, la conmemoración de esta fecha ayudó a desatar la Revolución rusa.

3/Sep/2022 10:39am
2 min

En este Día Internacional de la Mujer—conmemorado todos los 8 de marzo— el mundo se detendrá para reconocer que casi el 50 por ciento de la población se identifica como mujer. Sin embargo, aunque la celebración haya sido incorporada por celebridades y marcas, sus orígenes son mucho más radicales de lo que puedes imaginarte. Hace más de un siglo, la fecha fue creada por el movimiento de líderes socialistas impacientes por la igualdad para las mujeres.

En 1909, tanto el movimiento obrero de Estados Unidos como la presión a favor del sufragio femenino estaban cobrando fuerza. La refugiada rusa, sindicalista y periodista Theresa Malkiel formó parte del comité del Partido Socialista de los Estados Unidos. Imaginando un papel más activo de la mujer dentro del movimiento, declaró al 23 de febrero de 1909 como el “Día Nacional de la Mujer”. Los socialistas neoyorquinos lo celebraron con una reunión de aproximadamente 2000 personas en Manhattan.

“La primera percepción de nuestro Día Nacional de la Mujer”, recordó la activista Meta L. Stern tres años después, “fue tan exitosa que el Día de la Mujer se convirtió en una festividad socialista anual generalmente aceptada”. Y explicó que, junto con el Primero de mayo, la fecha se mantuvo como “una forma de nuevas esperanzas y nuevos ideales; la abolición de la esclavitud del salario y la sexual; la llegada de una femineidad y una masculinidad mejor, más libre y más feliz”.

Rápidamente, la celebración llamó la atención de los socialistas en Europa también. A la propuesta de la organizadora  Clara Zetkin, los europeos celebraron el primer Día Internacional de la Mujer. En vez de la fecha en febrero, eligieron el 8 de marzo de 1911: el 40° aniversario de la Comuna de París, el gobierno socialista revolucionario que gobernó Francia durante un corto periodo. Las mujeres celebraron la ocasión con marchas y discursos. 

En los años siguientes, la fecha se volvió una manera poderosa para que las mujeres se hagan oír y protesten contra la Primera Guerra Mundial. Como la historiadora Temma Kapla explica, quienes participaban de las celebraciones en tiempos de guerra “proclamaban sus derechos como esposas y madres, o como amas de casa en el dominio público y privado para interceder en el lugar en el que los líderes políticos parecían incompetentes”.

En marzo de 1917, los festejos por el Día Internacional de la Mujer ayudaron a desatar la revolución. Cuando decenas de miles de mujeres se reunieron en Petrograd, Rusia para hacer honor a la celebración—así como también para exigir el cese de la Primera Guerra Mundial y protestar por la falta de alimentos —las manifestaciones se convirtieron en una huelga masiva. En pocas horas, 100.000 trabajadores, entre ellos hombres, abandonaron sus trabajos para unirse a las manifestantes.